Loading...
FILOSOFIA 2017-07-14T11:41:03+00:00

El amor de Tata por la naturaleza viene de su niñez en La Pampa con sus inmensos cielos y tenaces vientos. El refugio de la huerta jardín de su abuelo materno Guillermo, fueron sus primeros recuerdos de plantar, cuidar y cosechar.

Esperar la temporada de las flores, sorteando las heladas era un desafío, esos eran tiempos para otras labores, injertos, mulching, podas, etc. Cuando todo florecía, era asombroso, magnífico, perfumado, todo se transformaba.

Para Tata, las flores comprometen la vista, el olfato, el tacto y el gusto; producen sensaciones magníficas y su condición de efímeras les da un valor agregado que invita a disfrutar el presente.

Instalada en Buenos Aires, la Sociedad Argentina de Horticultura fue su lugar. Allí se formó como florista en los cursos de Ivon Mitchell, con los lineamientos de Constance Spray, maestra inglesa. Esta institución (S. A. H) mantiene actualmente sus características de formación en jardinería, diseño, arreglos florales y clasificación de plantas y flores mes a mes. Brinda un servicio a la comunidad en la ejecución y conservación de jardines en hospitales públicos.

Su formación de florista profesional la realizó en EIAF, la Escuela Iberoamericana de Arte Floral. Sumó cursos con Gregor Lersch y Benoit de Saint Amon, en San Pablo y Buenos Aires.

Wally Klet y sus ramos de novia, Estefan Adrenssen en el Garden Club de Buenos Aires, y Mari Francoise Déprez en la Cooperativa Argentina de Floricultores fueron algunos de sus maestros. Realizó demostraciones en el sur de Francia en los viveros Meilland, en la Sociedad Argentina de Horticultura, en el Garden Club de Mar del Plata y en los grupos de Crea Jardín.

Cuando decidó dar el paso de amateur a profesional, lo hizo guiada por el enorme entusiasmo que le producía su oficio de florista, se sentía preparada, aún cuando el desafío era enorme.

Hace 28 años, el mercado de flores, del cual se abastecen hasta hoy en día, era un lugar de hombres. Poco a poco las mujeres fueron encontrando su espacio gracias a que nacía una demanda para floristas, decoradores y diseñadores.

En su opinión, casa FOA fue una de las instituciones que despertó esta conciencia en el medio. Agregó a la decoración de interiores los diseños florales. Casa FOA fue su gran escuela con los diferentes pedidos de arquitectos y decoradores de la talla de Germán Carvajal, María Estrada de Taquini, Minie Firpo, Roberto Otero, Alfred Felinguer, Gloria Mackinley y tantos otros.

Tuvo dos lindísimas experiencias de trabajo en el espacio Paul Gallery por 5 años y en La Plantación por 3 años.
Su empresa Tata Flowers actualmente realiza asesoramiento, diseño y ejecución de arreglos florales para eventos, iglesias, ramos de novia. Realiza sus cursos en la S. A. H. y La Plantación. También publica en numerosos medios especializados.
Entre sus eventos ad honoren se encuentra el armado de las cenas anuales de recaudación de la Fundación Estambulian y el Banco de Alimentos.

La evolución del mercado de flores favoreció a toda la industria floral. Nuevas tecnologías y variedades de especies florales se incorporaron hace más de 20 años, produciendo un gran cambio. En la mirada de Tata, la obligación de los floristas es seguir profesionalizándose para ser parte de este movimiento ascendente.

Armar equipos de trabajo en los cursos es su desvelo, para alcanzar niveles de trabajo como los europeos.

Ella sostiene que luego de conocer las reglas del diseño floral, seremos capaces de desafiarlas y realizar creaciones propias. El auge de nuestro mercado, el jardín, la pradera y nuestro clima templado nos llena de oportunidades.

En su típico bouquet de mano incorpora el jardín a las flores de corte. Hojas de otoño, cortezas, frutos, podas, musgos , flores y gramineas, son parte de su diseño.

Actualmente, surgieron en Buenos Aires florerías atípicas como parte de otros negocios. Tata Flowers fue pionera en este nuevo esquema, cuando invitada por Pablo Chiapore abrió el espacio de decoración Paul Galery.

Este movimiento de negocios, al competir eleva el nivel de la floristería en la Argentina. En los principios todos los floristas armaban sus bibliotecas con libros de los autores europeos más famosos, hoy internet es un maravilloso recurso para conectar con el diseño de flores en todo el mundo.

Esto también revolucionó la preparación de los floristas profesionales.

Los ramos y arreglos son una forma de expresión y para Tata, todos somos capaces de expresarnos a través de estos maravillosos seres de la naturaleza. Todos tienen el potencial de transformarse en floristas.

“Si usamos la palabra iluminación en el sentido más amplio de lo convencional, diríamos que las flores son la iluminación de las plantas”.

Eckhart Tolle